Busca la entrada que más te guste:

jueves, 21 de marzo de 2013

16. Llegó la primavera.

 Cuando salió la nieve se iba derritiendo a medida que andaba. Estaba sorprendida por aquello, era subrealista, pero allí estaba pasando, algo que solo creía en los libros, algo que nunca pensó que le pudiera pasar a ella. Las nubes se disiparon con velocidad a causa del viento repentino que se levantó pero igual que vino se fue, dejando un sol reluciente en un cielo azul. Al final de la calle lo vio; un pequeño aramago aspiraba a alcanzar el sol entre aquella nieve que se derretía por los pasos que daba. Se agachó para observarlo de cerca, con las manos en las rodillas y supo que aquella flor era la primera de la primavera que asomaba por los rincones. Y supo que aquel cambio también le afectaría a ella, y que todo sería diferente.


Demos la bienvenida a una nueva estación. ¡Feliz primavera!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada